(2017-10-25) Por fin hay acuerdo sobre Prescripción Enfermera.

El acuerdo entre el Foro de la Profesión Médica de España (FPME) y la Mesa de la Profesión Enfermera para la modificación del Real Decreto de Prescripción Enfermera es por fin una realidad, ya que la última reunión del Foro de las Profesiones Sanitarias lo materializó tras varios tira y afloja, y la mediación del Ministerio de Sanidad.

De esta manera lo confirmaron el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, y su homólogo en el Sindicato de Enfermería (SATSE), Manuel Cascos, por lo que se acabó así con casi dos años de desencuentros entre médicos y enfermeros, los cuales se iniciaron con la aprobación, en la víspera de Nochebuena de 2015, de la norma de Prescripción Enfermera, la cual va a ser ahora alterada.

Además de los máximos representantes de la Enfermería española, entre los presentes en este encuentro que dilucidó el consenso en esta materia se hallaron la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; el secretario de Estado del ramo, José Javier Castrodeza; el director general de Ordenación Profesional, Carlos Moreno; el subdirector de Personal de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, José Díaz-Borrego; y el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Serafín Romero.

El propio Serafín Romero y Florentino Pérez Raya se personaron en esta cita también en calidad de máximos representantes del FPME y de la Mesa de la Profesión Enfermera, respectivamente. Por parte de la primera de estas organizaciones lo hizo también su portavoz, el doctor Francisco Miralles, mientras que no lo hicieron los expresidentes de la OMC, el doctor Juan José Rodríguez Sendín; del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado; y de SATSE, Víctor Aznar; que fueron los que retomaron los contactos.

Consenso celebrado desde Enfermería

Tras esta cita, Manuel Cascos, que considera su consecuencia como “positiva”, realizó un “reconocimiento expreso a la sensibilidad de la ministra”, así como a la labor realizada por, entre otros, Víctor Aznar. “Es un día positivo para la Enfermería, hemos avanzado”, destacó, al tiempo que reconoció que el valor de la modificación del real decreto “no se verá de forma inmediata”, sino que se apreciará “a medio plazo”.

“Esperamos su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) lo más pronto posible”, continuó Cascos, que manifestó que pidieron la tramitación de la norma “por vía de urgencia para acabar con la inseguridad asistencial y jurídica de profesionales y pacientes”. Con todo ello “ganan los ciudadanos y los profesionales”, aseveró, tras lo que expuso que “el protagonismo que se le permite hoy a Enfermería recae en excelentes profesionales, que son reclamados en el conjunto de Europa”.

A juicio del presidente de SATSE, este sindicato y el Consejo General de Enfermería “trabajan de forma conjunta por el bien de la profesión”. “Hay que avanzar en este sentido y alcanzar nuevos objetivos profesionales”, sostuvo, mientras que insistió en que el acuerdo alcanzado “es el primer paso para dar seguridad”.

Lo conseguido es “un hito histórico”

“Desde luego, es un hito histórico lo que hemos conseguido”, indicó, por su parte, Pérez Raya, que puso de relieve la “presión enorme en toda España” en relación con la prescripción enfermera. “El Foro Profesional ha sido fundamental, hace unos años íbamos por libre, ha sido ideal para conseguir lo que antes no éramos capaces de conseguir”, aseveró.

En este contexto, el presidente del Consejo General de Enfermería expuso estar “muy satisfecho” por el acuerdo alcanzado, por lo que animó a “continuar en esta línea” con la intención de “conseguir todo lo necesario para que la Sanidad mejore”. No obstante, recordó que, hasta que la nueva norma sea oficial mediante su publicación en el BOE, persiste vigente el real decreto aprobado en 2015, el cual según el Consejo General de Enfermería, “impedía a la profesión enfermera tomar decisiones sobre aquellos medicamentos y productos sanitarios que maneja en su día a día” y supuso “un perjuicio para los pacientes y el propio sistema sanitario”.

Los médicos dan por solucionado el “conflicto”

Romero, en representación de los médicos, aseguró que el acuerdo “viene a dar solución a un conflicto que se generó en su momento por diferentes interpretaciones de una norma”. “Pensando en la seguridad de los ciudadanos, en segundo lugar, en nuestro propio SNS y, cómo no, en la necesaria colaboración entre enfermeros y médicos, era necesario cerrar este tema”, subrayó.

“Creo que del documento se enriquece sobre lo que teníamos, aclara alguna de las dudas y deja claro alguno de los interrogantes que hemos tenido, con lo cual podemos sentirnos contentos”, prosiguió el presidente del FPME, que matizó que el consenso debe ser refrendado en Asamblea General, para lo que cree que no habrá “ningún problema”.

“Hemos delimitado el entorno del 3.2 y, para ello, se ha puesto en marcha un 3.3, donde deja claro todas las actuaciones que Enfermería demandaba que quedaban de forma ilegal si lo hacían sin un médico porque, efectivamente, hay medicamentos sujetos a prescripción médica donde no se necesita previamente un diagnostico médico, una prescripción médica y, lógicamente, ese seguimiento médico”, declaró Romero, que concluyó con la afirmación de que se delimitaron “medicamentos que se utilizan por procedimiento enfermero”.

Sanidad ve beneficio para pacientes y profesionales

“Hoy hemos alcanzado un acuerdo histórico en beneficio de los pacientes y de los profesionales sanitarios”, aseguró Dolors Montserrat tras la reunión. Precisamente, según Sanidad, en la misma se acordó “que la intervención de ambas profesiones en la prescripción se haga en el marco de cada uno de los protocolos en materia de medicamentos sujetos a prescripción médica y modificar los requerimientos de formación complementaria para la acreditación”.

La titular de la cartera sanitaria del Gobierno manifestó que su sentimiento tras el acuerdo es de “felicidad y orgullo”. Sobre el mismo se dará traslado a los Gobiernos autonómicos durante la próxima cita del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), cuya Comisión Delegada se reúne este miércoles, 25 de octubre.

Cambios concretos de la norma

En resumen, en primer término, el consenso establece “una aclaración sobre lo que la norma requiere para el ejercicio de la competencia por parte de los enfermeros en cuanto a medicamentos sujetos a prescripción médica y sobre la diferenciación entre la formación complementaria, que no se requiere para la indicación, sino para el ámbito de cuidados generales o cuidados especializados”.

No obstante, el aspecto más polémico en su momento fue el referente al artículo 3.2 del anterior real decreto, que será alterado. “El objetivo es que la intervención de ambas profesiones en la prescripción se haga en el marco de cada uno de los protocolos en materia de medicamentos sujetos a prescripción médica”, insiste la Administración sanitaria.

“Además, se incluye el punto 3.3, que articula cómo se ejerce la competencia en aquellos casos en los que no haya necesidad de diagnóstico y prescripción individualizadas, como ocurre en las campañas de vacunación”, explica la cartera sanitaria del Ejecutivo. Por último, el Foro Profesional “ha acordado la modificación de los requerimientos de formación complementaria para la acreditación, suprimiendo la obligatoriedad para los enfermeros graduados y diplomados”, indica.

Una nueva Comisión para crear protocolos y guías

En este contexto, el Consejo General de Enfermería explica que, ahora, los enfermeros “podrán indicar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica con base en protocolos, y guías de práctica clínica y asistencial, que serán acordados en la Comisión que a tal efecto se pondrá en marcha”. En la misma “estarán representados el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas, las mutualidades de funcionarios, el Ministerio de Defensa, y los Consejos Generales de los Colegios Oficiales de Enfermeros y de Médicos”, señala.

“A tenor de lo establecido en este acuerdo, para que las enfermeras sean reconocidas como prescriptoras no será necesaria ninguna formación adicional, pues el Grado en Enfermería ya incluye contenidos específicos en este sentido”, manifiesta esta corporación enfermera, que añade que esta circunstancia “es igualmente aplicable a los profesionales que tengan la titulación anterior, la de diplomado”.

La antesala a este desenlace fue la reunión del Foro de las Profesiones Sanitarias del pasado 19 de octubre, en la que algunas modificaciones retrasaron el acuerdo establecido ahora. Además, previamente, el 28 de septiembre, ya se vislumbraba un consenso, aunque éste no llegó hasta este martes, 24 de octubre.

Enlace Acta Sanitaria.com.

Información adicional