La temporalidad –“PRECARIEDAD”– reina en el SERMAS.

El Servicio Madrileño de Salud ha publicado recientemente, a través de su Portal Estadístico , la base de datos de la plantilla de trabajador@s.  

Los datos no pueden ser más clarificadores:

- Datos de temporalidad por categoría.


Hay categorías que, aunque menos numerosas, presentan unos datos de temporalidad aún más alarmantes: Psicólogo Clínico (53,06%), Titulado Medio Sanitario –varias categorías- (58,42%), resto categorías Personal Sanitario (74,57%), Auxiliar de Hostelería (52,90%), Auxiliar de Obra y Servicios (46,69%), Personal de Oficio (entre el 42,10% y el 100,00%), según categorías), Personal Técnico de Sistemas y Tecnologías de la Información: Técnico de Gestión (85,71%), Técnico Especialista (61,53%), Técnico Superior (74,07%), …

 

- Jubilaciones previstas para los próximos 10 años*.

*Según la propia base de datos del SERMAS

Teniendo en cuenta las próximas jubilaciones y las ridículas ofertas de empleo público (la de 2016 oferta sólo 593 nuevas plazas, ya que las 450 restantes, hasta completar 1.043, corresponden a la oferta del año 2015), la temporalidad/precariedad irá en aumento.

- Descenso progresivo del número de trabajadoras/es y del Capítulo I (gastos de personal).

Plantillas.- Desde 2008, el número de trabajadoras/es ha ido disminuyendo progresivamente, hasta llegar en 2016 a una pérdida de 6.934 efectivos*:

*Evolución de la plantilla. Datos extraídos de las memorias del SERMAS.

Gastos de personal.- Evolución del gasto del Capítulo I (personal)*, en millones de euros:

*Evolución de los gastos de personal. Datos extraídos de las Memorias del SERMAS.

(1) Los pequeños aumentos de plantilla (2014 y 2015) y presupuesto (2015) tienen relación, sin duda, con las convocatorias electorales –municipales, autonómicas y generales- de mayo y diciembre de 2015.

- Conclusiones.- 

Desde el inicio en 2008 de la PRIVATIZACIÓN, con la apertura de 10 hospitales privatizados, el enorme aumento de conciertos y derivaciones a centros privados, las “externalizaciones” de la limpieza, lavandería, banco de sangre, ……., la reducción de plantilla y el incremento de la temporalidad/precariedad son incuestionables. 

Las consecuencias: Deterioro de las condiciones laborales con un aumento indiscriminado de las cargas de trabajo, y el consiguiente aumento de listas de espera y disminución de calidad para los pacientes.

¿SERÁ PRECISAMENTE ESO LO QUE SE BUSCA?

Madrid, julio de 2016.

Comunicado completo.

Información adicional