4. Por un sistema sanitario verdaderamente democrático: PARTICIPACIÓN REAL DE LA POBLACIÓN EN SU GESTIÓN.

El sistema sanitario público es opaco y con grandes ejemplos de corrupción. Antiguos gestores públicos acaban colocados en empresas privadas que luego se lucran con la sanidad pública, en lo que se ha llamado “sistema de puertas giratorias”

Leer más:4. Por un sistema sanitario verdaderamente democrático: PARTICIPACIÓN REAL DE LA POBLACIÓN EN SU...

LA PRIVATIZACIÓN MATA 3. Utilización de los recursos públicos al 100 por 100.

Con la disculpa de las listas de espera, centenares de miles de pacientes son derivados cada año a centros privados, para que se hagan en ellos las operaciones sencillas y las pruebas rentables (resonancias magnéticas, TAC…).

Mientras, los centros públicos siguen encargándose de lo costoso, lo caro y lo complejo y la actividad de sus servicios baja a mínimos por las tardes

Leer más:LA PRIVATIZACIÓN MATA 3. Utilización de los recursos públicos al 100 por 100.

LA PRIVATIZACIÓN MATA 2. Gestión pública. FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD.

Gran número de estudios(1) demuestran que ser atendido en un hospital privado, con ánimo de lucro, aumenta las probabilidades de muerte respecto a ser atendido en un hospital público en:

Leer más:LA PRIVATIZACIÓN MATA 2. Gestión pública. FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD.

LA PRIVATIZACIÓN MATA. 1. Sanidad para todos.

Aunque la privatización de la sanidad se viene llevando a cabo desde la década de los 90, recientemente ha sufrido una de las peores agresiones al aprobar el PP el RDL 16/2012, que:

- Excluye de la atención sanitaria integral(1) a parte de la población, mediante un  cambio fundamental: vincular la atención al aseguramiento, en lugar de a la residencia. Con el nuevo modelo, la gran mayoría de las personas excluidas sólo tienen derecho a utilizar los servicios de urgencias(2).

Leer más:LA PRIVATIZACIÓN MATA. 1. Sanidad para todos.

La salud es un derecho, no un negocio. Solo tú puedes defenderla.

La atención sanitaria pública es algo reciente. Surgió como un derecho en la mayoría de los países europeos, tras la II Guerra Mundial, respondiendo a varias razones: la necesidad de mantener sanos a los sectores obreros para garantizar la producción; la existencia de un amplio movimiento obrero organizado que presionaba para conseguir mejoras; incluso como mecanismo para evitar “contagios” procedentes de Rusia(1), donde ya se había extendido hacía años la atención sanitaria a toda su población.

Leer más:La salud es un derecho, no un negocio. Solo tú puedes defenderla.

Información adicional